Trampas

+
Filtrar Resultados

Filtros

Color  
 
Elimina los  
 
Tipo de trampa  
 
Principios Activos  
 
Power in W  
 
Reutilizable  
 
Alimentación  
 
Fabricante  
 
Fórmulas  
 
Superficie Protegida  
 
Área de Uso  
 

Items 1-60 of 248

per page
Set Descending Direction

Las trampas se utilizan para controlar o reducir la población de insectos u otras plagas. Se pueden usar contra insectos rastreros, voladores, ratones, ratas, gatos, perros, serpientes, etc. Dependiendo del tipo de acción de la trampa, hay varias clasificaciones:

Las trampas de pegamento tienen un soporte sólido con pegamento cebado o no cebado como una capa superior. Estas trampas pueden tener la forma de una bandeja, y estar hecha de madera, plástico o cartón. El pegamento no es tóxico ni peligroso para el medio ambiente o las mascotas. Dichas trampas son ideales para usar en hogares, almacenes y tiendas, así como en áreas donde no se pueden usar trampas tradicionales. Las trampas atraen a la "presa", que queda atrapada en el pegamento. El señuelo a menudo está compuesto a base de alimentos, un atrayente sexual (feromonas), o incluso ambos.

Las trampas mecánicas son ideales para atrapar y exterminar roedores, ratones, ratas y topos. Se puede usar la misma trampa en numerosas ocasiones, por lo que son económicamente más viables que las de pegamento, ya que lo único que se debe cambiar es el cebo, que suele estar basado en los alimentos favoritos de la plaga en cuestión.

Las trampas no fatales son una especie de jaulas o trampas para ratones, ratas, gatos y perros. Este tipo de trampas capturan las plagas sin dañarlas. Se consideran trampas mecánicas amigables, ya que las plagas no sufren, por lo general, ningún daño importante. Una vez capturado, se puede liberar el animal en un área alejada de la casa o el área protegida que han infestado. Para aumentar la eficiencia de la trampa, también se debe usar un cebo.